En 2007 un grupo de amigos que habíamos compartido viajes a la selva amazónica en Peru recordábamos las maravillas que habíamos vivido gracias a los Maestros vegetalistas que todavía conservan la sabiduría para "conectar" con las plantas maestras de la selva, conocimiento que nuestra cultura ha olvidado porque se nos ha arrancado a sangre y fuego durante los dos últimos milenios.

En ese momento surgió la semilla que después tomó forma con la Fundación Icaros e iniciamos el largo viaje para recuperar la sabiduría y el conocimiento de las plantas y árboles de nuestra naturaleza.

Os invitamos a Descubrir la Magia de la energía de nuestros árboles y plantas, nuestras plantas Maestras. Conocer, conectar, respirar los árboles que necesitamos en este momento: Roble, pino, álamo, etc.

QUEREMOS DESCUBRIR NUESTRA PROPIA "AMAZONÍA", CONOCER, CONECTAR, RESPIRAR NUESTRAS PLANTAS Y ÁRBOLES. SÓLO CONOCIENDO LA "VIDA" QUE HAY DETRÁS DE NUESTRA NATURALEZA PODREMOS SANARNOS Y HONRAR DE VERDAD LA TIERRA QUE NOS SUSTENTA Y ALIMENTA.

La naturaleza existe en una quietud inocente que es anterior a la aparición del pensamiento. Los árboles te pueden llevar a esa quietud. Ese es su regalo para ti. Nos hemos perdido en el hacer, en el pensar, en el recordar, en el anticipar, en las preocupaciones. La Naturaleza nos enseña el camino a casa, el camino de salida de la prisión de nuestras mentes. Pero tambien la Naturaleza para sanarse, necesita que la miremos de frente, que la veamos de verdad, que no la veamos cómo un objeto inerte de nuestra vida que se puede utilizar a nuestro antojo.

Palabras de un anciano Hopi: “Todo es espiritual, todo tiene un espíritu. Todo fue puesto aquí por EL Creador. A nosotros nos fue dicho que veríamos a América llegar y marcharse porque olvidaron las instrucciones de cómo vivir en la Tierra. El árbol respira lo que nosotros exhalamos. Cuando exhala el árbol, nosotros necesitamos ese oxígeno. Así pues, tenemos un destino común con el árbol .....”

A través de esta web, continúa el largo camino iniciado en la selva Amazónica hace ya muchos años, hacia la expansión de la conciencia del ser humano a través del mejor medio que tiene en sus manos: LOS ÁRBOLES, LAS PLANTAS, LA NATURALEZA de la que es huésped, que no dueño.

Pretendemos ser un punto de conexión con Maestros vegetalistas de todo el mundo que saben como conectar con la vida que hay detrás de nuestras plantas y árboles, los elementales de la naturaleza, tal y como los denominaba Paracelso, para que todos seamos capaces de conectar con los seres de la naturaleza por nosotros mismos y recibir directamente de ellos la información que necesitemos y merezcamos.

Para ello convocamos talleres y seminarios prácticos en los que podamos descubrir nuestra propia Amazonia, este espacio forestal en el que podamos conocer, conectar, respirar nuestras plantas y árboles. Porqué sólo conociendo la vida que hay detrás de nuestra naturaleza podremos sanarnos y honrar de verdad a la Tierra que nos sustenta y alimenta.

El equipo de personas que hemos creado esta Fundación hemos pretendido hacerlo como un marco ideal para poner en marcha este proyecto y con el reconocimiento de que su envergadura nos supera, y en este sentido buscar y albergar los apoyos necesarios de todas aquellas personas que estén en sintonía con el mismo.

 

Aquí podéis encontrar amplia información de los objetivos de la Fundación Ícaros, cómo se inició y cómo se va a ir desarrollando y también un apartado que podéis utilizar para sumaros a este proyecto, si así lo consideráis.

     

    Agradeciendo de antemano vuestra colaboración, recibid un fuerte abrazo.

    El Presidente de la Fundación Icaros,

    Joan Barniol Beumala

Copyrigth © FUNDACION ICAROS 2008
Tarea Cron empieza