Habla un anciano hopi sobre el 2012.

 

El tiempo evoluciona y llega un punto en que se renueva otra vez. Hay primero un periodo de purificación y luego viene el periodo de renovación. Estamos ya muy cerca de ese momento ahora. A nosotros nos fue dicho que veríamos a América llegar y marcharse y, en cierto modo, América esta muriendo desde dentro porque olvidaron las instrucciones de cómo vivir en la Tierra. Todo esta llegando a un momento en que la profecía y la incapacidad el hombre de vivir sobre la Tierra de forma espiritual, nos lleva a una encrucijada de grandes problemas. Es una creencia de los Hopi que si no estás conectado espiritualmente con la Tierra y no comprendes la realidad espiritual de cómo vivir en la Tierra, es probable que no sobrevivas.

Cuando llegó Cristobal Colon empezó lo que nosotros llamamos la 1ª guerra mundial, porque con él vino todo el mundo desde Europa. Al final de la II Guerra mundial en América quedábamos sólo 800.000. De 60 millones a 800.000. Casi fuimos exterminados aqui en América.

Todo es espiritual, todo tiene un espíritu. Todo fue puesto aquí por un Creador, por El Creador. Alguna gente le llama Dios, otra gente Buda, otra gente Allah, nosotros le llamamos Konchakila, Abuelo.

Mas del 80% de nuestro cuerpo es agua. Para tener buena salud debes beber agua buena. Cuando los Europeos llegaron aquí, podíamos beber de cualquier río.

Si los europeos hubieran vivido a la manera de los Indios cuando vinieron, todavía estaríamos bebiendo nuestra agua, porque el agua es sagrada, el aire es sagrado. Nuestro ADN esta hecho de lo mismo que el ADN del árbol. El árbol respira lo que nosotros exhalamos. Cuando el árbol exhala, nosotros necesitamos el oxígeno que exhala. Así pues, tenemos un destino común con el árbol.

Todos somos de la Tierra. Y cuando, la Tierra, el agua, la atmósfera es corrompida, creará su propia reacción. La Madre está reaccionando, las tormentas e inundaciones se hacen mas intensas. Para mí no es negativo saber que habrá grandes cambios. No es negativo. Es evolución. Si lo miras como evolución, ha llegado la hora. Nada permanece igual. Debes aprender a plantar algo. Esa es la primera conexión. Debes tratar todas las cosas como espíritu. Darte cuenta que somos una sola familia. Nunca es nada como “El Fin”.

 

 

Nota de Fundación Icaros: La Visión de la Fundación Icaros tiene que ver con recuperar la conexión con nuestra naturaleza, sabiduría que nuestros antepasados tenían pero que nos ha sido robada a sangre y fuego en los últimos 2.000 años. Con la ayuda de Maestros vegetalistas de las selvas amazónicas estamos recuperando estas claves en el corazón de nuestro Pirineo. Ofrecemos talleres de fin de semana para todo aquel que quiera experimentar directamente la vida que hay detras de lo que llamamos Naturaleza. Más información talleres y seminarios

 

 

 

Todos estamos relacionados

 

Cerca de Oraibi, Arizona, hay un petroglifo conocido conocido como la Roca de la Profecía, la cual simboliza muchas profecías Hopi.


Su interpretación es:

La figura humana a la izquierda es el Gran Espíritu. El arco a su izquierda representa sus instrucciones a los Hopi de bajar sus armas. La línea vertical a la derecha del Gran Espíritu es una escala de tiempo en miles de años. El punto en el cual el gran Espíritu toca la línea es el tiempo de su retorno.

Roca de la Profecía esquema:


El “camino de la vida” establecido por el Gran Espíritu se divide en los caminos más bajos, estrechos de continua Vida en armonía con la naturaleza, y el camino ancho de arriba es el del hombre blanco con sus logros científicos. La barra entre los caminos, arriba de la cruz, es la llegada la hombres blancos; la Cruz es aquella de la Cristiandad. El círculo abajo de la cruz representa el continuo Camino de la Vida.

Las cuatro pequeñas figures humanas en el camino de arriba representan, en un nivel, los tres mundos pasados y el presente; en otro nivel, las figuras indican que algunos de los Hopi viajarán en el camino del hombre blanco, habiendo sido seducidos por su encanto.

Los dos círculos en el Camino de la Vida más abajo son las “grandes sacudidas de la tierra” (Guerras Mundiales Una y Dos). La swástica en el sol y la cruz celta representan los dos ayudantes de Pahana, el Verdadero Hermano Blanco.

La línea corta que regresa al recto Camino de la Vida es la última oportunidad par alas personas, a que regresen a la naturaleza antes de que se desintegre y se disipe el camino de arriba. El círculo pequeño arriba del camino de la Vida, después de la última oportunidad, está la Gran Purificación, después de la cual el maíz crecerá en abundancia de nuevo, cuando regrese el Gran Espíritu. Y el Camino de la Vida continúa por siempre…

El escudo Hopi en la esquina inferior derecha simboliza la Tierra y el área de las Cuatro Esquinas, donde los Hopi han sido puestos en reserva. Los brazos de la cruz también representan las cuatro direcciones hacia las cuales ellos emigraron, según las instrucciones del Gran Espíritu.

Los puntos representan los cuatro colores del maíz Hopi, y los cuatro colores raciales de la humanidad.

Es como la vida, no hay un Fin de la Vida.

 

 

 

 

 

ORACIÓN DE UN INDIO AMERICANO


¡OH, Gran Espíritu!, cuya voz escucho en los vientos, cuyo aliento
da vida a todo el mundo, ¡escúchame!

 

 

 

Vengo a ti, uno de tus muchos hijos; soy pequeño y débil, necesito
tu fuerza y tu sabiduría.

 

 

 


¡Déjame caminar entre las cosas hermosas y haz que mis ojos
admiren la puesta del sol roja dorada!

 

 

 

Haz que mis manos respeten lo que tú has creado y que mis oídos
sean agudos para oír tu voz.

 

 

 

Hazme sabio, para así conocer las cosas que tú has escondido en
cada hoja y en cada roca.

 

 

 

Busco tu fuerza, no para ser superior a mis hermanos, sino para ser
diestro en combatir a mi mayor enemigo: ¡yo mismo!

 

 

 

Haz que esté siempre dispuesto a ir hacia ti con las manos limpias
y la mirada clara; así cuando la vida se apague como la luz
del atardecer, mi espíritu podrá ir a ti sin pudor alguno.

Copyrigth © FUNDACION ICAROS 2008