El Haab mide el año solar dividiéndolo en 18 meses de 20 días cada uno  pero los últimos 5 días del año, llamados "Uayeb", se consideraban nefastos, vacacionales y excluidos de los registros cronológicos, aunque eran fechados. En total 365 días. ¿Porqué siendo unos astronomos y matematicos tan brillantes?

La órbita de nuestro planeta Tierra, sin la interferencia de Sirio, sería exactamente de 365 días, cumpliendo los patrones del sistema Pleyadiano, del cual formamos parte.

 

  • Los Mayas se centraron en las Pléyades porque es el sistema al cual pertenece nuestro sol y nos han dado su proporción exacta 20/13.

 

  • Los Mayas conocían que nuestro sistema solar es su octava estrella y que el sello de sus dos soles son los 20 glifos y los 13 numerales, en una perfecta combinación de 260 días en lo micro y de 260 años en lo macro.

  • Puedes comprender el numero sagrado PHI, el número de oro con el libro "El Nuevo Sol". Podrás comprobar como nuestro Sol, Alcyone y Sirio con sus campos de consciencia emiten un flujo de energía vital que induce la evolución y la vida en la naturaleza y en nosotros. En la tierra ese flujo se manifiesta en el número sagrado Phi.

 

 

En realidad estan midiendo dos campos electromagnéticos de nuestro Sol, como explico detalladamente en el libro "El Nuevo Sol"


 

Y como el Sol es lo más poderoso en nuestra parte del Univeros y lo que más afecta a los seres vivos, un calendario basado en él, nos ayuda a entender la influencias que cada día recibimos del Sol todos los seres de la Tierra.

 

Esa es la razón de la gran ayuda que nos pueda dar conocer la energía que manda el Sol cada día:  El TZOLK'IN. Compruébalo con la APP Brujula de tu Destino

 

 

 

 

 

 

 

 

La comprensión del Sagrado Tzolk'in y su vivencia cambiarán nuestras prioridades y valores, nos ayudará a romper barreras y nos permitirá ampliar tanto la percepción como el planteamiento de la realidad personal. Nos permite comprender nuestro destino, cuál es la misión que debemos realizar y la razón por la cual estamos aquí en esta vivencia y en este (tiempo-espacio), ante todo en estos tiempos proféticos. Este sagrado instrumento es el mejor regalo que pudieron dejarnos los Abuelos. La advertencia que nos hacen con respecto a acceder a esta milenaria tradición es no manejarla con fines vanos, por simple curiosidad o entretenimiento. El propósito de obtener esta información es para armonizarnos con la Madre Naturaleza y con el Cosmos para seguir el camino que nos corresponde y ser consecuentes con ese propósito. Su uso debe conllevarnos a ayudar a los demás y a orientar nuestro desarrollo físico, mental, emocional y espiritual.

 

 

(1) Los mayas, quienes produjeron numerosas inscripciones en el sistema de cuenta larga, llamaban a los días kin. Los períodos de veinte días recibían el nombre de uinal; dieciocho uinal eran equivalentes a un tun. Veinte tun conformaban un katún y, a su vez, veinte katunes conformaban un baktún. Rara vez, los mayas emplearon otras unidades de cómputo calendárico mayores que el baktún. En orden ascendente, los mayas empleaban las unidades conocidas como piktún, kalabtún, kinchiltún, y alautún.

La tabla siguiente representa las equivalencias de los períodos de acuerdo y los nombres que se conocen para ellos, en el idioma maya

Unidades de cómputo de la cuenta larga
Nombre maya Días Equivalencia9
kin 1
uinal 20 20 kin
tun 360 18 uinal
katún 7.200 20 tun
baktún 144.000 20 katún
Copyrigth © FUNDACION ICAROS 2008
Tarea Cron empieza